martes, 25 de septiembre de 2012

Desnudo con ropa y vestido sin ella

Hoy, es una de esas tardes de lluvia. La lluvia me encanta en verdad, excepto cuando estoy en la calle y llego a casa calado hasta los huesos, y en vez de quitarme rápido la ropa mojada como haría cualquier persona normal, me pongo a charlar con mi compi y a hacer mil cosas secundarias, y claro, después del primer estornudo me cercioro de que ya he cogido algún resfriado y aunque me dé mil duchas calientes, no se me va a ir.

De todas maneras, no estoy aquí para hablaros sobre las cosas que no debería hacer cuando me tengo que quitar la ropa húmeda por culpa de la lluvia, estoy aquí para un nuevo tema BDSM. Hoy no me apetecía mucho escribir (tengo un día un poco vago y me he quemado ligeramente el dedo anular con aceite caliente), pero aquí estoy.


"Una persona dependiente, es aquella que no puede valerse por sí misma y necesita asistencia."

Eso es lo que dice Wikipedia acerca de aquel fenómeno llamado DEPENDENCIA. Me parece breve y escaso. Uno nunca puede elegir cuando ha de coger dependencia por otra persona, a veces se necesitan incluso años para depender de alguien, y a veces meses o semanas. El término “depender de”, es bastante escalofriante, pero realmente la vida se trata de eso: los novios se echan de menos al llegar a casa, así como los niños necesitan a sus progenitores… fuera del BDSM mucha gente siente dependencia y no es mal visto, sin embargo aquí sí.

A faltos de una definición proporcionada por la web, la dependencia a mi punto humilde de vista es el estado de necesitar algo, en este caso una persona. No es un estado efímero, no puedes sentir hoy dependencia y mañana ya no, no es un estado que se pueda elegir, y es un estado que solo un buen Amo puede lograr. En una relación D/s, el hecho de necesitar hablar/estar con el dominante en este caso, es algo positivo. Si realmente tienes las mismas ganas de realizar una sesión que de charlar con tus colegas en un banco… algo falla. Las ganas son importantes, son la base. Por desgracia para muchos, la dependencia no se puede lograr a base de castigos, es algo mental, aunque también físico. Todo importa.
Depender no es solo esperar a que la otra parte esté y punto, sino también en una vida cotidiana a la hora de tomar decisiones puedes sentir dependencia. Muchos Amos anulan eso, y te libran del derecho de tomar cualquier tipo de decisión sobre tu vida, y otros tantos te permiten elegir siempre y cuando escojas lo correcto. De todas maneras eso son todo “tácticas”, y la táctica utilizada por cada Amo es diferente (jamás he conocido dos iguales), no obstante, si con el paso del tiempo ejercen en ti, sin que tú te enteres, eso llamado dependencia, significa que no lo están haciendo del todo mal.
Bien cierto es, que un pseudoamo jamás podrá hacerte sentir dependiente a él porque falta esa esencia y pasan de involucrarse más de la cuenta (por eso que habíamos hablado de que tienen mujer y dos hijos, más que nada)

Muchos ven todo esto como una parte “fácil” y otra “difícil”, y lo pongo entre comillas porque no es así, ambas partes son iguales. Es complicado ejercer de sumiso porque paulatinamente dejas parte de tu vida y cuerpo en manos de otro. Nos criaron en una libertad bastante grande, vivimos parte de nuestras vidas salvajes y libres, y por mucho que tú anheles pertenecer a alguien, siempre costará. Es complicado ejercer de Amo porque tienes que escoger lo mejor para el otro, aún a riesgo de equivocarte sabes que tus deseos serán órdenes para el otro y las realizará (todo siempre si es buen sumiso), entonces debes pensar bien las cosas y perder el tiempo en saber más, en saberlo todo acerca de lo que te pertenece.
Yo, por mi parte, he hablado durante muuucho tiempo con diversos Amos (que al final resultaron pseudoamos), sin sentir el más mínimo ápice de dependencia o “ganas de”. Sentir dependencia también denota sinceridad: no eliges sentirlo, y por lo tanto, cuando lo sientes, es porque todo va bien. Yo carezco de experiencias estables y por eso hablo desde lo que siento y lo que he leído de otros. No creo que un Amo deba sentir dependencia por un sumiso (no sé si eso es correcto o no), sin embargo, cuando tu Amo, que se despierta a las seis de la mañana diariamente, te manda un mensaje nada más hacerlo dándote los buenos días y algunas tareas para hoy, creo que es porque también piensa en ti. Es algo valioso y agradecido, el hecho de que una persona se acuerde de ti nada más abrir los ojos, creo que dice mucho, pero ya no sé si es lo correcto. Sea como sea, siempre gusta. A mí me gustó en su día, y por lo que veo, a otros también.

Hace falta ser muy verdadero en estas relaciones, aunque a veces cuesta mucho. No puedes mentir en cuanto a ti, tus gustos, tus límites o tus metas… Yo me he llegado a sentir desnudo (pese a estar vestido), en presencia de alguien. Si ese alguien sabe mucho de ti, resulta catastrófico e intimidante. Si conoce lo que más vergüenza te da, esas costumbres estúpidas o aquello que no has hecho y deberías hacer… es mucho peor que si no sabe nada. Lo he comprobado. Tengo quedado con algún pseudoamo para tomar algunas copas y aún estando desnudo me sentía vestido, indiferente e imparable, no temía nada porque no había nada que temer: el tío ese, que se empeñaba en maniatarme no me conocía y por lo tanto yo mantenía mi ego a salvo y le iba a ser imposible destruirme. Pero cuando pasa el tiempo, y terminan conociéndote bien, es cuando de verdad comienza todo (algunos te conocen en dos días y otros no lo harían ni en cinco años). Cuando te sientes desnudo, pese a estar vestido es cuando llega el nerviosismo. Todos somos cebollas y a nadie le gusta que despeguen sus pliegues para quedarse sin nada, para quedarse vulnerable. La información es valiosa y si el hombre que está ahí, intentando maniatarte solo sabe tu nombre, ten en cuenta que pese a que te desnude, estarás cien por cien vestido.
Si para sentir dependencia, es necesaria sinceridad por ambas partes, también hay que saber ser cumplidor. Yo en su día no lo fui, me pasé tres meses sin creer que una amenaza pudiera hacerse realidad, y se hizo. Hace falta tomar en serio a la otra persona y expresar lo que se siente, aunque sea difícil. ¿Qué tipo de relación D/s es sencilla?

El hecho de sentirse en bolas, cuando estás con un montón de ropa encima resulta intimidante.

A mí muchas veces me gustaría ser otra persona. De verdad. Me gustaría ser otro tipo de tío, más serio, menos hablador, más estable… yo que sé. También depende de la persona, muchas veces soy muy borde, seco y soso y caigo mal a la gente porque quiero y otras muchas soy yo de verdad, esa parte que eres tan tú que no escondes nada, donde te muestras como eres, con tus idas y venidas, con tus fobias y tus filias y todo eso… Yo odio sentirme así. Odio sentirme yo mismo, porque cuando soy yo mismo ya no puedo parar, ya no puedo ser ninguna otra persona ni ocultar mis defectos o callar mis males.
Si me comparo con otros sumisos, sé que todavía no muestro la sumisión completa ni mucho menos, que sigo siendo impulsivo y algo atontado. Que todavía no puedo decir lo que quiero ni cuando lo quiero, ni nada.

Cuando algunos de tus pliegues –como cebolla que eres-, están fuera, ya no hay marcha atrás, ya no puedes mentir, ocultar o callar. Eres tú. Guste o no guste.

Esta no es una entrada con un tema base. En realidad lo iba a ser, iba a hablar en algunas líneas sobre la dependencia y punto, pero me he liado y al final me he quedado con esta mezcla de pensamientos que se reducen a nada y al mismo tiempo, es otro pliegue fuera.

perroladrador

4 comentarios:

  1. Ante a quién puede uno mostrarse totalmente transparente, desnudo?
    Eso significa también despojado de toda arma, significa que renunciamos a defendernos, que aceptamos la invasión y la conquista.
    Quien haya subyugado a ese nivel nuestra voluntad, ese es nuestro Amo.
    Imagino que solo es posible llegar a ese punto al final de un proceso.
    Mientras tanto serán juegos más o menos comprometidos entre Dominadores y sumisos.

    Me encanta tu blog. Y no olvides que los perros cuando salimos del agua inmediatamente nos sacudimos, jaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, todo es un proceso y que esa "voluntad" quede anulada para sentir a quién perteneces.
      Creo que eso es lo que hace más o menos intensa una sesión...

      Muchas gracias por tu comentario, Ayax, un abrazo fuerte a los tres :)
      Jajaja, lo tendré en cuenta!!!!! XD

      Eliminar
  2. Me fui a dormir ayer con muchas pregunta,el dominar su cuerpo no no ,no es lo mas importante ellos muchos amos ponen enfasis en el dolor no,no no es ello no es la sustancia de la dominacion ,darse en cuerpo y alma a su Amo ,el unico capas de despojarlos de todo lo antes comodo y conocido en sus vidas verte fragil y desnudo ante tu Amo
    Me ah servido de mucha ayuda lo que escribes soy un Amo Novato necesitaba leerlo ,el que renuncies al ego a las malas costumbres derrotarte y conquistar tu mente todo tu ser me convertira en un verdadero amo .Debo seguir estudiandolos me esta fascinando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Randy, tanto en cuerpo como en alma... poco a poco.
      Me alegro que te haya servido de algo mi entrada, te mando un abrazo :)

      Eliminar

¡Hey!, recuerda comentar todo aquello que has pensado al leerme, pero hazlo de manera constructiva y respetuosa, por favor. Siempre motivan los comentarios, así que espero el tuyo.