lunes, 5 de noviembre de 2012

Obediencia

Una vez, JD me instó a que escribiera una entrada sobre la responsabilidad de un sumiso para consigo mismo. Al final el tiempo pasó, y yo no llegué a hacerlo, no recuerdo ahora el motivo, pero estoy seguro de que él se acuerda de que se lo debo. Y por eso estoy aquí.

Muchos dicen, que un sumiso ha de ser un ser ordenado en su vida cotidiana, una persona con metas y disciplina para llevarlas a cabo. Yo creo que tienen razón, aunque no del todo.
¿Existe un sumiso perfectamente disciplinado y desobediente con su Amo?, ¿existe un sumiso irresponsable y zángano muy complaciente con su Amo? La respuesta a ambas preguntas es: sí, aunque no es un sí completo, solo un sí a medias.

Una vez que se establecen determinados patrones a seguir en la vida diaria, el sumiso obediente los acepta sin que le suponga un drama y el sumiso desobediente los acepta pero le supondrá un mayor esfuerzo.
¿Hay un término medio? Yo creo que a veces puede haberlo, ya que no tiendo a ser extremista. Un sumiso ordenado en su vida diaria, cansado de serlo, que se vuelve desobediente en compañía de un Dominante y un sumiso desordenado en su vida diaria que se vuelve dócil en compañía de un Dominante. Esto existe, es una realidad. Como bien dijo una vez esclavo efe, en la D/s hay mucha variedad. Y no todos somos iguales.
Sin embargo, vayamos a generalizar un poco, una persona que es organizada de por sí, será tan buen sumiso, siempre y cuando tenga la correcta actitud, como una persona desorganizada. La importancia de la actitud radica en que si sin ella yo no estaría aquí escribiendo, esto es un hecho.

¿El sumiso disciplinado nace o se hace?
Nace, porque va en su naturaleza el orden para conseguir un día eficaz que le hace sentirse a sí mismo satisfecho (tenga o no tenga Amo). Y a veces se hace, con tiempo y sacrificio.
Este es un tema de actitud, y ambos pueden llegar al mismo punto solo que con mucho más esfuerzo uno que el otro.
Basándonos en esto, un Amo preferirá por norma general a un sumiso responsable y regular en su dominio que a un perro callejero que ni va, ni viene. Pero esto es como la experiencia; algunos los prefieren sin iniciar, y otros muchos experimentados. Tanto si el sumiso es desorganizado como si es inexperto, eso supondrá un nivel más alto de esfuerzo por su parte, y de tiempo por su Dominante, pero en ambos casos se puede llegar al mismo punto si hay la actitud necesaria por parte de ambos.

¿Cómo se llega al punto de la organización completa?
Mediante tiempo, disciplina y confianza. Cabe decir que ningún sumiso debe realizar las órdenes que cualquiera le imponga por mero capricho; solo las de su Dominante, que de antemano, y si es buen Amo (y no un pseudoamo…) querrá lo mejor para él. Y también debe estar sujeto a una modificación de sus hábitos personales siempre y cuando esté entregado a la parte Dominante de manera seria, virtuosa y sobretodo real.
Aquí no valen las fantasías, las mentiras ni las verdades a medias. Una vez que un sumiso incorpora mandatos a su día a día, debe llevarlos a cabo (le gusten o no) solo por el hecho de obedecer.
No todos están dispuestos a empezar una vida casi de cero, en la que aunque muchas cosas gusten y/o exciten, muchas otras crean fastidio… pero el sumiso organizado ampliará su rutina sin problemas, y el sumiso desorganizado, siempre que tenga actitud, modificará sus hábitos al gusto de la parte Dominante, a la que se entrega de manera gradual y sobretodo consensuada para conseguir un bienestar pleno en su relación, que será satisfactoria a corto/medio plazo, y a medida que se cumplan los objetivos marcados.

Y yo debería ser mucho mejor de lo que soy, más organizado, más disciplinado y responsable. Pero esto no deja de ser un proceso de aprendizaje y cambio, y pese a mis ganas, que sin duda son muchas, ya a golpe de lunes he comenzado a ser un perro vago, que hará las cosas correctamente el resto de la semana, acordándose de ello cada vez que por casualidad se mire las manos.




perro ladrador {JD}

2 comentarios:

  1. indescriptible tu entrada y tu dedicacion en todo el blog con tu Amo no es simple hallar sumis@s jovencitos asi
    te cuento la experiencia que tuve yo con mi primera y unica sumisa de momento con la cual convivi durante ocho meses en mi casa y despues me aburri y la deje escapar de entre mis manos seducido por lo que veia en videos pensando que hay miles de sumisas mejores en mi entorno pero en verdad esas estan solo en internet pocas estan dispuestas a aceptar una vida de cero como tu bien dices en esta entrada del blog y a dejarse reeducar y adiestrar a mi manera aceptandome queriendome y adorandome por como soy y sintiendo que yo mando
    ahora me arrepiento y que mas da a fin de cuentas cuando el Amo toma la decision de finalizar una relacion luego no puede ir lloriqueando volver porque no es lo correcto asi que ahora me jodo y sigo fantaseando que vuelva a surgir algo similar que nunca sera parecido asi que te recomiendo que te aferres a esta oportunidad que te brinda la vida y bueno si surge algo negativo entre vosotros y vuelves a quedar callejero podemos hablar creo que en la vida no hay que cometer el mismo error dos veces y hay que agarrarse a lo bueno que te encuentras y a los buenos sumis@s que son pocos aunque hayan dias malos que siempre los hay pues esa oportunidad no viene dos veces y menos cuando tienes ya 40 tacos no¿
    solo eso espero que estes bien te mando un saludo cordial y que todo te salga a pedir de boca jovencito
    Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te agradezco de antemano tu extenso comentario!

      Yo pienso que, tampoco es sencillo encontrar buenos Amos... por lo que he es una ardua tarea para ambas partes, y cuando se encuentran dos personas que más o menos buscan lo mismo, lo normal es que intenten no separarse, cierto.. pero hay muchos factores, y tampoco se trata de llevar una relación aunque aburra a uno. También cabe decir que cuando es 24/7 hay que hacerlo muuuy bien y tenerlo muy hablado previamente se quiera a o no... nadie aguanta 24h seguidas de Amo, ni de sumis@... toodos los días.

      Ya llegará tu momento, hay que tener paciencia... ¿no te han dicho que los 40 son los nuevos 30? jeje.
      Un saludo, y anímate, te deseo lo mejor también :)

      Eliminar

¡Hey!, recuerda comentar todo aquello que has pensado al leerme, pero hazlo de manera constructiva y respetuosa, por favor. Siempre motivan los comentarios, así que espero el tuyo.